Category Archives: Salud y alimentación

Crisis del pepino

La ya denominada ‘crisis del pepino’, que afecta especialmente a Alemania y a España, ha desatado la alarma en ambos países y está acarreando numerosas consecuencias, no solo desde el punto de vista sanitario, sino que también la imagen de la agricultura española se ha visto gravemente dañada.

Fue el pasado jueves cuando el Gobierno alemán anunció que el brote infeccioso que estaba causando muertes en ese país procedía de pepinos españoles que estaban contaminados con la bacteria E. coli enterohemorrágica. Sin embargo, son muchos los interrogantes que surgen en torno al caso. El principal recae en averiguar en dónde se han contaminado los pepinos con esta toxina.

Aunque el Gobierno español sí ha reconocido que la procedencia de tres de los cuatro pepinos infectados es española (hay otro que procede de Holanda), no existen pruebas que demuestren que haya sido en España en donde se han infectado por esta bacteria.

El foco infeccioso que hasta este lunes ya ha causado 14 muertes en Alemania fue detectado tras realizar análisis, entre otras verduras, a cuatro pepinos escogidos aleatoriamente del mercado central de Hamburgo (importante centro de distribución regional), de los que tres procedían de España, uno de ellos de cultivo biológico, y el otro de Holanda, según apuntaron el viernes varios medios locales.

Además, el número de casos de infección por la bacteria intestinal en el país germano asciende ya a unos 1.200, según indicó el Instituto Robert Koch de Berlín.

Además de Alemania, Suecia ha notificado diez casos registrados en su país, Dinamarca ha informado de cuatro casos, Reino Unido de tres en su territorio y Países Bajos ha notificado un caso.

En Austria se han registrado tres casos de personas afectadas, y en los tres se trata de ciudadanos alemanes, que han sido internados en hospitales austríacos. Uno de ellos se ha recuperado y ha sido dado de alta.

Francia, por su parte, ha detectado tres casos sospechosos y que todavía están investigando para comprobar si guardan relación con el brote de E. Coli que afecta a Alemania.

En España no se ha registrado ningún caso de infección por esta bacteria.

Se trata de dos empresas productoras de pepinos españolas y una holandesa las que podrían estar implicadas en el brote de E. Coli. La Red de Alerta Alimentaria Comunitaria (RASFF) ha comunicado este hecho a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición que, a su vez, se lo ha hecho saber a la Junta de Andalucía, en donde radican dichas empresas.

Ante este hecho, la Junta ya ha iniciado actuaciones con las empresas afectadas y se han tomado las medidas oportunas para no comercializar los lotes del producto implicados. El Ministerio de Sanidad ha recalcado que aunque los pepinos sean de producción española, es necesario seguir investigando con el fin de averiguar a lo largo de toda la cadena en qué fase se ha producido la contaminación bacteriana.

Anuncios

Alimentos y fertilidad masculina

En la infertilidad es alta la importancia de la alimentación ya que de ella depende en gran medida la calidad del esperma y del equilibrio hormonal. Infertilidad y cuidado de la alimentación, práctica de deporte y vida sana suelen ir relacionados.

Una dieta desequilibrada pobre en determinados nutrientes puede influir negativamente tanto en los hombres como en las mujeres que desean tener hijos.
Las dietas de adelgazamiento prolongadas sin control médico pueden ser una de las causas de infertilidad femenina, ya que lo habitual es que excluyan algún tipo de alimento, privando de esta manera al organismo de ciertos grupos de nutrientes básicos. Uno de los alimentos que se suele eliminar es la grasa, importante para la formación de hormonas como la progesterona. También hay deficiencias de algunos minerales como selenio, calcio, yodo, hierro y zinc y vitaminas como A, D, C, E y B1 necesarias para el buen funcionamiento del sistema reproductor femenino.

En la dieta habitual hay determinadas sustancias nocivas, metales pesados, toxinas y demás sustancias químicas presentes en los fertilizantes e insecticidas que se utilizan en la agricultura y que afectan a la calidad de los espermatozoides. Por lo tanto, es aconsejable tomar alimentos ecológicos que son más bajos en folatos y organofosfatos.
La cafeína en las mujeres reduce los niveles en sangre de la hormona prolactina y cuando los niveles de esta hormona son bajos es difícil concebir. Por el contrario, en los hombres provoca que los espermatozoides se vuelvan más activos y rápidos. Esta sustancia se encuentra en el café, té, colas y chocolate.

Alimentos vacuna

Las supercomidas y bebidas que se están desarrollando y probando en los centros de investigación más avanzados, no sólo alimentan y deleitan el paladar, sino que además ayudan a reducir y mantener el peso corporal, a cubrir las deficiencias nutritivas, a mejorar el cultivo, producción y conservación alimentaria e incluso a protegernos de algunas dolencias y trastornos.

Gracias a la manipulación de su material genético vegetal, microbiológico o animal y a la incorporación de elementos biológicos de distinta procedencia y organismos vivos, el ganado, hortalizas y productos comestibles “de diseño” tienen propiedades que originalmente no les proporciona la Naturaleza.

Mientras alarman a las asociaciones de consumidores y ecologistas, que temen su impacto a largo plazo en la salud y el medioambiente, aunque no preocupan a los científicos, que defienden sus beneficios y señalan que la manipulación de los alimentos es tan antigua como la Humanidad, algunos de estos productos ya están en la estanterías de los supermercados de algunos países y otros se preparan para seguir el mismo camino.

La evolución más radical de la alimentación llega de la mano de la biotecnología y sobre todo de la ingeniería genética, la cual consiste en identificar, recortar y pegar información genética procedente de células de distintos seres, obteniendo plantas, microorganismos y animales modificados o transgénicos, que en la jerga divulgativa se denominan “quimeras”, en alusión a las criaturas fabulosas de las leyendas antiguas.

¿Qué comen los niños?

Las principales conclusiones que se extraen de una encuesta realizada por Philips Avent entre mil personas con hijos de entre 0 y 6 años para conocer sus hábitos en lo que respecta a la alimentación y los gustos de los más pequeños, son:

  • El 40% de los padres y las madres españoles afirma que sus hijos comen menos de tres piezas de frutas y verduras al día, una de las reglas clave para llevar una alimentación saludable.
  • Un 54% de los encuestados asegura que sus hijos hacen cinco comidas diarias y que éstos prefieren la carne (48%) sobre el resto de los alimentos. Peor paradas salen las verduras, frente a las golosinas y las chucherías que están presentes tres veces por semana en el 65% de los hogares. No obstante, lo que más se evita en su alimentación es la bollería.
  • En la cesta de la compra de los hogares encuestados no falta la fruta, el jamón cocido, la verdura, la legumbre y los quesitos. A pesar de que el 54% afirma que sus hijos hacen cinco comidas diarias, el 40% asegura saltarse una de las reglas clave de una alimentación saludable: 5 piezas de frutas y verduras al día, sólo un 16,5 % de los padres cumple con esta premisa.
  • En cuanto a la manera de cocinar los alimentos, el 21% afirma preparar todos los alimentos cocidos o al vapor, que les parece el modo más sano de cocinar para los más pequeños de la casa, además de su facilidad.

Alimentos que levantan el ánimo

La serotonina, una sustancia encargada de transmitir señales nerviosas a través de las neuronas, tiene una relación directa con el estado de ánimo de las personas: si su nivel en sangre es alto, sentimos placer y bienestar; si es bajo, cambia el humor, crece la ansiedad y el deseo de atracarse con chocolates y harinas. Para que el cuerpo produzca esta sustancia de la felicidad necesita el aminoácido triptofano, así que para prevenir el bajón y sentirte bien, conviene que incluyas en tu dieta los alimentos que lo contienen en altos niveles.

Aquí teneis una lista de fuentes naturales de triptofano para incorporar a vuestra alimentación:

  • Semillas de lino: contienen gran cantidad de triptofano y ácidos grasos Omega 3.
  • Ananá: nueces para el amor, ananá para el desengaño. Por ser una fruta rica en triptofano, rescata a los enamorados despechados levantando el humor y los niveles de energía.
  • Plátanos: también entran dentro del grupo de alimentos que levantan el ánimo.
  • Espinaca: es una gran fuente de vitaminas, minerales y ácido fólico, además de triptofano.
  • Avena: con un alto contenido de fibra, proteínas e hidratos de carbono, la avena es un aliado del sistema nervioso, que ayuda a apaciguar la ansiedad.
  • Espárragos: además triptofano, posee ácido fólico y vitaminas, entre ellas la vitamina C, que mejora la absorción del aminoácido.
  • Lacteos: los lácteos poseen grandes cantidades de triptofano.
  • Tofu: el queso de leche de soja tiene un doble beneficio: provee de proteínas necesarias al cuerpo y proporciona una buena cantidad de triptofano al cerebro.
  • Pollo: además de ser una carne sabrosa y rica en proteínas, el pollo contiene altos valores de triptofano, lo que levanta los niveles de serotonina en el cerebro.

Alimentos que mejoran el síndrome premenstrual

Para disminuir los síntomas del síndrome premenstrual se proponen las siguientes recomendaciones:

  • Fraccionar la alimentación en tomas frecuentes y de poco volumen (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena)
  • Incluir a lo largo del día variedad de alimentos de acuerdo a los criterios de dieta equilibrada (lácteos, frutas y verduras, carne o pescado o huevo, cereales o legumbres o féculas y grasas en cantidades adecuadas según las necesidades individuales).
  • Ingerir alimentos que poseen un sabor dulce pero que son poco calóricos como yogures o frutas, frente a los pasteles y el chocolate u otros dulces.
  • Tomar alimentos ricos en fibra, que producen una mayor sensación de saciedad.
  • Limitar la ingesta de cafeína (bebidas de cola y energéticas, café) y de otras sustancias estimulantes.
  • Incluir en la dieta alimentos ricos en magnesio como frutos secos, legumbres, cereales integrales y pescado.
  • Los cereales integrales, los frutos secos, el hígado y la levadura de cerveza son fuente de vitamina B6, que contribuye a mantener en buenas condiciones el sistema nervioso y que puede intervenir en la mejora de los síntomas asociados al síndrome premenstrual.

Así mismo, conviene saber que la práctica de ejercicio físico aumenta la sensación de bienestar, favorece la producción de serotonina, al tiempo que ayuda a mantener un peso adecuado.

El aceite de oliva mejora la función arterial de los mayores

Un estudio llevado a cabo por la Unidad de Lípidos y Arteriosclerosis del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba describe mejoras en la función arterial de personas mayores tras consumir aceite de oliva y otros alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados, frente a otras dietas bajas en grasas o ricas en grasas saturadas.

En esta investigación han participado una veintena de pacientes (diez hombres y diez mujeres) mayores de 65 años sin enfermedades relevantes, que consumieron tres tipos de dietas: la conocida como mediterránea, con predominio de alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados (aceite de oliva); otra basada en ácidos grasos saturados y la última baja en grasas y alta en carbohidratos. Los participantes tomaron cada uno de estos regímenes durante cuatro semanas.

La conclusión principal del trabajo señala que la alimentación propia de la dieta mediterránea tiene efectos beneficiosos sobre la funcionalidad de las arterias de los pacientes comparado con las otras dos dietas, y que la dieta mediterránea estimula la regeneración celular del endotelio.

Con dieta mediterránea se identificaron niveles más bajos de micropartículas y envejecimiento”En este sentido, Javier Delgado, uno de los autores principales de este estudio, ha explicado que los marcadores que han medido indican que el endotelio de los vasos sanguíneos “resulta menos afectado por el deterioro asociado a la edad cuando se consume una dieta mediterránea basada en el aceite de oliva y que aumenta su capacidad de regeneración”.

Se trata de la primera vez que se obtienen resultados similares tras relacionar este tipo de dieta y el estado del sistema circulatorio en las personas mayores. Investigadores y clínicos vinculados a la Unidad de Lípidos ya han puesto en marcha un nuevo proyecto que pretende estudiar los mismos parámetros a gran escala, ampliando el número de pacientes.

Aceite de palma

El aceite de palma se obtiene del fruto de la palma (Elais guineensis), cuyo cultivo se ha extendido por todas las regiones tropicales del mundo, y es el de mayor producción, sólo superado por el de soja.

Este aceite es uno de los favoritos de las grandes empresas europeas, que por sus bajos costes lo utilizan tanto en los alimentos como en la fabricación de cosméticos y biocombustibles

Se trata de un ingrediente presente en infinidad de productos: platos preparados, patatas fritas, cereales, masas de tartas, repostería… “De acuerdo con los aportes nutricionales aconsejados, los ácidos grasos saturados no deberían representar más del 25% de nuestra alimentación cotidiana. Pero como este aceite es muy utilizado en la preparación de platos industriales, la mayoría de las personas de los países occidentales recibe un aporte excesivo de ácidos grasos saturados”.

Consumido en grandes cantidades, el aceite de palma puede aumentar los índices de colesterol “malo” en la sangre y propiciar problemas cardiovasculares, ya que es muy rico en ácidos grasos saturados, ¡más que la manteca de cerdo!.

Es difícil encontrar la mención “aceite de palma” en las etiquetas de los productos industriales ya que las marcas prefieren decir “aceite vegetal”. En general, cuando no se precisa el tipo de aceite vegetal utilizado se puede pensar que proviene de la palma.

Fortalecer los huesos

Tomar te verde y practicar Tai Chi pueden ayudar a fortalecer los huesos, según un estudio presentado durante el Congreso de Biología Experimental 2011.

La doctora Chwan-Li Shen, investigadora del Instituto Laura W. Bush para la salud de las mujeres de la Universidad de Texas, ha estudiado durante 20 años cómo algunas de las tradiciones orientales pueden contribuir a mejorar la salud de los occidentales.

El estudio de Shen se centra en la sinergia de los beneficios del té verde y el Tai Chi para fortalecer los huesos, para lo que trabajó con una muestra de 171 mujeres posmenopáusicas con problemas de debilidad de huesos sin llegar a padecer osteoporosis. El equipo médico las dividió en cuatro grupos:

  • Grupo 1: recibieron una píldora de fécula, a modo de placebo, y no practicaron Tai Chi
  • Grupo 2: tomaron 500 g de te verde al día sin ejercitar Tai Chi.
  • Grupo 3: tomó el placebo y realizaron Tai Chi tres veces a la semana
  • Grupo 4: tomaron te verde y practicaron Tai Chi.

Durante los seis meses que duró el experimento los médicos tomaron análisis de sangre y orina de las participantes y calcularon su fortaleza muscular.

El resultado indicó que el consumo de té verde moderado aumentó la fortaleza ósea de las mujeres que tomaron la infusión en tres meses y en seis en el caso de las que practicaron Tai Chi. Pero los médicos resaltaron que las mujeres que tomaron té y practicaron este arte marcial redujeron los marcadores biológicos relacionados con el estrés oxidativo, relacionado con enfermedades degenerativas y el envejecimiento.

Ambas prácticas se presentan como una ayuda para reducir no solo los efectos de la osteoporosis, sino de otras enfermedades inflamatorias que puede afectar a este grupo de población, así como al bienestar anímico.

Aceptación de los alimentos funcionales

Un estudio publicado en el Journal of Functional Foods dice que a la hora de comprar alimentos funcionales, las principales consideraciones para su elección son el sabor y el precio en lugar de la salud.
Este estudio se realizó con un grupo de consumidores, y alegaron que, en general, se inclinan a compar un producto si estaba “de oferta”, y no estaban dispuestos a compar productos alimenticios si no “sabían bien”, independientemente de la salud o cualquier otra cuestión.

El equipo de investigación consideró que las declaraciones de propiedades saludables influyen los hábitos de compra en las poblaciones mayores (más de 55 años de edad), e informó que la gente es más positiva hacia las declaraciones de salud cuando un amigo o un familiar sufre de una determinada dolencia.

Hay una cierta dificultad para el cambio hacia nuevos productos, ya que se suelen comprar productos con los cuales se está familiarizado; los partipantes confian en la familia/amigos como fuentes de información y asesoramiento sobre los productos alimenticios que hacen declaraciones de propiedades salubables.