Category Archives: Investigación

Alimentos que mejoran el síndrome premenstrual

Para disminuir los síntomas del síndrome premenstrual se proponen las siguientes recomendaciones:

  • Fraccionar la alimentación en tomas frecuentes y de poco volumen (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena)
  • Incluir a lo largo del día variedad de alimentos de acuerdo a los criterios de dieta equilibrada (lácteos, frutas y verduras, carne o pescado o huevo, cereales o legumbres o féculas y grasas en cantidades adecuadas según las necesidades individuales).
  • Ingerir alimentos que poseen un sabor dulce pero que son poco calóricos como yogures o frutas, frente a los pasteles y el chocolate u otros dulces.
  • Tomar alimentos ricos en fibra, que producen una mayor sensación de saciedad.
  • Limitar la ingesta de cafeína (bebidas de cola y energéticas, café) y de otras sustancias estimulantes.
  • Incluir en la dieta alimentos ricos en magnesio como frutos secos, legumbres, cereales integrales y pescado.
  • Los cereales integrales, los frutos secos, el hígado y la levadura de cerveza son fuente de vitamina B6, que contribuye a mantener en buenas condiciones el sistema nervioso y que puede intervenir en la mejora de los síntomas asociados al síndrome premenstrual.

Así mismo, conviene saber que la práctica de ejercicio físico aumenta la sensación de bienestar, favorece la producción de serotonina, al tiempo que ayuda a mantener un peso adecuado.

Trigo transgénico para celíacos

A través del CSIC (Consejo Superior de investigaciones Científicas) hemos podido conocer el desarrollo de unas nuevas variedades de trigo transgénico para celíacos, variedades que se han modificado genéticamente para eliminar la mayor parte de las gliandinas, glucoproteínas que junto a la gluteina forman el gluten, elemento responsable de causar la reacción alérgica en quienes padecen esta enfermedad.

En principio y según indican los investigadores, las nuevas variedades de trigo transgénico para celíacos producen una reacción entre un 90 y un 95% menos tóxica para quienes padecen intolerancia al gluten, en comparación con el trigo tradicional, en algunos casos incluso se ha alcanzado un 100% de efectividad. Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron pruebas in vitro en las que se simulaba el proceso de la digestión, se utilizó la harina de las nuevas variedades de trigo transgénico y una serie de linfofitos T (extraídos de personas celíacas), un grupo de leucocitos responsables de coordinar la respuesta inmune celular y que detectan la presencia de gliadinas provocando la reacción tóxica en quienes padecen intolerancia al gluten.

Según explican los especialistas, las nuevas haribas obtenidas de variedades de trigo modificadas genéticamente contienen unos valores de entre 40 mg/kg y 50 mg/kg de gluten, la cantidad es más elevada de lo que marca el Codex Alimentarius, que admite hasta 20 ppm de gluten, cantidad que no permite que un alimento pueda catalogarse como exento de gluten, al menos para el colectivo de celíacos, pero sí se indica que se trata de una cantidad que no provoca problemas.

La modificación genética puede suponer un impedimento para que algunas personas celíacas utilicen el nuevo producto, y menos si no se realizan estudios a largo plazo que determinen perfectamente su inocuidad.

Por el momento la patente de las nuevas variedades de trigo transgénico para celíacos del CSIC, ha sido adquirida por una compañía inglesa que pondrá en marcha nuevas investigaciones para realizar las pruebas en pacientes mediante una serie de ensayos clínicos.

Para más información: http://www.pnas.org/content/107/39/17023.full?sid=b7c3e5f4-9f26-4029-b560-955b3916f412

Efecto halo

Un estudio realizado por una estudiante de la Universidad de Cornell, nos muestra como una etiqueta puede condicionar nuestra percepción y realizar un valoración errónea de un alimento. En el estudio participaron 144 personas con una edad media de 39 años a las que se les pidió que realizaran una comparativa de la percepción organoléptica de unas galletas de chocolate, unas patatas fritas y yogures naturales de dos tipos, ecológicos y no ecológicos. En realidad todos los alimentos eran idénticos, lo único que variaba era el etiquetado, ésto sirvió para demostrar cómo condiciona a las personas la información que pueden leer en una etiqueta.

Los voluntarios debían indicar, en una escala del 1 al 9, diferentes características organolépticas, aroma, sabor, textura, y se les pidió que calcularan la ingesta de calorías que aportaba cada producto y cuánto estarían dispuestos a pagar por cada uno de ellos.

Para la mayoría de voluntarios, los alimentos ecológicos tenían menos grasas, menos calorías y eran más ricos en nutrientes, y la percepción organoléptica también era más notable. Además, la conclusión era que valía la pena pagar más dinero por un producto con estas características. Los productos que no portaban la descriptiva “orgánicos” y que eran los mismos que los que sí la portaban, fueron menos valorados.

Para más información: dyson.cornell.edu/special_programs/foodpsychology/images/posters/organic.pdf

Fortalecer los huesos

Tomar te verde y practicar Tai Chi pueden ayudar a fortalecer los huesos, según un estudio presentado durante el Congreso de Biología Experimental 2011.

La doctora Chwan-Li Shen, investigadora del Instituto Laura W. Bush para la salud de las mujeres de la Universidad de Texas, ha estudiado durante 20 años cómo algunas de las tradiciones orientales pueden contribuir a mejorar la salud de los occidentales.

El estudio de Shen se centra en la sinergia de los beneficios del té verde y el Tai Chi para fortalecer los huesos, para lo que trabajó con una muestra de 171 mujeres posmenopáusicas con problemas de debilidad de huesos sin llegar a padecer osteoporosis. El equipo médico las dividió en cuatro grupos:

  • Grupo 1: recibieron una píldora de fécula, a modo de placebo, y no practicaron Tai Chi
  • Grupo 2: tomaron 500 g de te verde al día sin ejercitar Tai Chi.
  • Grupo 3: tomó el placebo y realizaron Tai Chi tres veces a la semana
  • Grupo 4: tomaron te verde y practicaron Tai Chi.

Durante los seis meses que duró el experimento los médicos tomaron análisis de sangre y orina de las participantes y calcularon su fortaleza muscular.

El resultado indicó que el consumo de té verde moderado aumentó la fortaleza ósea de las mujeres que tomaron la infusión en tres meses y en seis en el caso de las que practicaron Tai Chi. Pero los médicos resaltaron que las mujeres que tomaron té y practicaron este arte marcial redujeron los marcadores biológicos relacionados con el estrés oxidativo, relacionado con enfermedades degenerativas y el envejecimiento.

Ambas prácticas se presentan como una ayuda para reducir no solo los efectos de la osteoporosis, sino de otras enfermedades inflamatorias que puede afectar a este grupo de población, así como al bienestar anímico.

Dieta durante la lactancia

Un estudio de la Universidad de Georgia sugiere que las madres que consumen una dieta rica en grasas trans duplican las probabilidades de que sus bebés tengan unos niveles elevados de grasa corporal.

Los investigadores observaron que los bebés cuyas madres consumieron más de 4,5 gramos de grasas trans al día durante el período de lactancia eran dos veces más propensos a tener unos porcentajes elevados de grasa corporal o adiposidad, que los bebés cuyas madres consumieron menos de 4,5 gramos diarios de grasas trans.

Se estudiaron diferentes ácidos grasos, pero determinaron que las grasas trans son el factor que más contribuye al exceso de grasa corporal.

Para determinar el efecto del consumo de grasas trans por parte del el niño a través de la leche materna, los investigadores estudiaron a tres grupos diferentes: las madres que sólo amamantaron a sus hijos, las que sólo utilizaron una fórmula preparada y las que utilizaron una combinación de leche materna y fórmula.

Los investigadores observaron también que las madres que consumieron más de 4,5 gramos de grasas trans por día aumentaron, cerca de seis veces, su propio riesgo de acumulación excesiva de grasa, independientemente del peso antes del embarazo. Estos datos sugieren que el consumo de grasas trans podría tener un efecto de aumento de peso más significativo en las mujeres durante la lactancia que en otros momentos de su vida.

Para más información: Science Daily

El chocolate…la nueva superfruta

Según afirma un nuevo estudio realizado por científicos del Hershey Center for Health and Nutrition, el cacao en polvo y el chocolate negro tienen un contenido equivalente de polifenoles y antioxidantes al de diversas superfrutas, y un mayor contenido de flavonoides.

El objetivo del estudio era comparar el cacao en polvo y el chocolate con polvos y jugos de las denominadas “superfrutas” como el açaí, arándano rojo y la granada.

Los autores, que publicaron sus hallazgos en la revista Chemistry Central Journal señalaron que sus resultados indican que las semillas de cacao proporcionan valor nutritivo y por lo tanto deberían ser llamadas “superfruta”. La pulpa de la fruta de la vaina de cacao Theobroma que rodea a sus semillas se puede consumir; sin embargo, la gran mayoría de personas sólo han consumido la parte de cacao derivada de las semillas en forma de polvo de cacao o chocolate.

Los resultados de los autores demostraron que la capacidad antioxidante del cacao en polvo (634 ± 33 μMTE/g) era significativamente mayor que la del arándano rojo y la granada en polvo en una base por gramo.

Los investigadores señalaron que el contenido total de polifenoles del cacao en polvo (48,2 ± 2,1 mg/g) parecía ser mayor que el del açaí y el arándano rojo en polvo, aunque estas diferencias no tuvieron una relevancia estadística, según ellos.

El equipo de Hershey descubrió que el contenido total de flavonoides (del cacao en polvo (30,1 ± 2,8 mg/g) era significativamente mayor que el de todas las otras frutas en polvo estudiadas.

El análisis de los productos demostró que la capacidad antioxidante del chocolate negro (9.911 ± 1.079 μMTE/porción) no era significativamente mayor, en una base por porción, que la del jugo de la granada, pero sí mostró ser superior a la de todos los demás productos probados. Por el contrario, la mezcla de cacao caliente mostró una capacidad antioxidante significativamente menor (1.232 ± 159 μMTE/porción) que la de todos los demás productos probados, señaló el equipo.

Para más información: Foodnavigator

Nuevos envases que alargan la vida de los alimentos

El Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) y el Centro Tecnológico AINIA, están estudiando el desarrollo de nuevos materiales para envases que están en contacto con los alimentos, a partir de sustancias activas provenientes de extractos de plantas. Estos nuevos materiales permitirán alargar la vida útil de los alimentos contenidos en ellos.

Los nuevos materiales desarrollados  cuentan con la ventaja de que actúan sobre la oxidación y el crecimiento microbiológico del alimento envasado, que son las  principales causas del deterioro del producto.

Las primeras pruebas piloto estiman que estas nuevas sustancias activas podrían mejorar la vida útil de alimentos frescos perecederos en un 20 por ciento. Con este nuevo tipo de envase activo, un producto cuya vida útil sea corta (cuatro o cinco días), podría perdurar en óptimas condiciones uno o dos días más.

Los materiales de envasado activo desarrollados en el proyecto van destinados a envases para alimentos perecederos convencionales: frutas y hortalizas frescas, pescados y carnes, a los que aportarán valor añadido y diferenciación. Asimismo, podrán ampliar su utilización para el envasado de distintos productos de diferentes sectores, como snacks y platos preparados, entre otros.
Las utilidades de esta investigación son amplias, por un lado, permitirá el desarrollo de envases que aporten al consumidor un alimento con más garantías de durabilidad, mejorando también la calidad y seguridad del producto, y por otro lado, aporta una solución a la industria alimentaria en la gestión de los excedentes y en la reducción de costes totales industriales, como consecuencia de las menores pérdidas derivadas del deterioro de productos elaborados.

Cadena de recomendación Actimel

 Ha comenzado la “Cadena de Recomendación Actimel”; un movimiento que pretende fomentar el cuidado de la salud entre toda la población española, ya que por cada persona que se sume a la cadena, Actimel donará un euro a proyectos españoles para la investigación del sistema inmunitario.

Para sumarse, solo hay que entrar en www.cadenaactimel.es, y con este pequeño gesto estarás haciendo algo muy grande, como ya han echo el periodista Pedro Piqueras y la  actriz Lola Herrera, así que ¿a qué estás esperando?

Alimentos inhalables

El profesor de Harvard, David Edwards, ha creado la primera “máquina de bebidas inhalables”, Le Whaf, diseñada en colaboración con el chef Thierry Marx, que permite a los usuarios disfrutar de su bebida favorita sin necesidad de llevar el vidrio a los labios.

“Le Whaf funciona con líquido vaporizado que se vierte en el recipiente de la máquina, creando una nube de bebidas hecha de miles de diminutas partículas de 5 micras”, explica Edwards, “debido a su tamaño éstas permanecen en suspensión en el aire durante casi un minuto”. Una vez en suspensión, la nube de vapor se decanta en un vaso en el que los consumidores pueden inhalarla a través de una pajita. Aunque actualmente sólo está configurada para vaporizar versiones de baja densidad de tres bebidas, el objetivo de Edward es modificar el diseño para crear nubes de bebida.

El dispositivo prototipo, cuyo lanzamiento está previsto provisionalmente para otoño, es el último de una larga línea de productos que han salido del laboratorio culinario del científico en París. Desde que abrió sus puertas en el 2007, La Laboratoire ha creado una serie de “cocinas inhalables”, que se sirven utilizando un tubo de plástico del tamaño de una barra de labios llamado Le Whif que, además, puede también suministrar vitaminas inhalables.

Para más información: The Independent

Mandarinas contra la obesidad

Investigadores de la Universidad de Ontario Occidental en Canadá han descubierto una sustancia en las mandarinas, la nobiletina (flavonoide), que no sólo previene la obesidad sino que también protege frente a la diabetes tipo II e incluso la aterosclerosis, enfermedad subyacente responsable de la mayoría de ataques cardiacos e ictus.

Los científicos alimentaron a ratones con una dieta alta en grasas y azúcares simples. Un grupo se volvió obeso y mostró todos los síntomas asociados al síndrome metabólico: colesterol y triglicéridos elevados, niveles elevados de insulina y glucosa en sangre e hígado graso; el otro grupo de ratones, alimentado con la misma dieta pero a la que se añadió nobiletina, no experimentaron aumento en los niveles de colesterol, triglicéridos, insulina o glucosa y ganaron peso de forma normal. Los ratones se volvieron mucho más sensibles a los efectos de la insulina. La nobiletina previno la acumulación de grasa en el hígado al estimular la expresión de genes que participan en el gasto del exceso de grasa y en la inhibición de los genes responsables de la producción de grasa.