Crisis del pepino

La ya denominada ‘crisis del pepino’, que afecta especialmente a Alemania y a España, ha desatado la alarma en ambos países y está acarreando numerosas consecuencias, no solo desde el punto de vista sanitario, sino que también la imagen de la agricultura española se ha visto gravemente dañada.

Fue el pasado jueves cuando el Gobierno alemán anunció que el brote infeccioso que estaba causando muertes en ese país procedía de pepinos españoles que estaban contaminados con la bacteria E. coli enterohemorrágica. Sin embargo, son muchos los interrogantes que surgen en torno al caso. El principal recae en averiguar en dónde se han contaminado los pepinos con esta toxina.

Aunque el Gobierno español sí ha reconocido que la procedencia de tres de los cuatro pepinos infectados es española (hay otro que procede de Holanda), no existen pruebas que demuestren que haya sido en España en donde se han infectado por esta bacteria.

El foco infeccioso que hasta este lunes ya ha causado 14 muertes en Alemania fue detectado tras realizar análisis, entre otras verduras, a cuatro pepinos escogidos aleatoriamente del mercado central de Hamburgo (importante centro de distribución regional), de los que tres procedían de España, uno de ellos de cultivo biológico, y el otro de Holanda, según apuntaron el viernes varios medios locales.

Además, el número de casos de infección por la bacteria intestinal en el país germano asciende ya a unos 1.200, según indicó el Instituto Robert Koch de Berlín.

Además de Alemania, Suecia ha notificado diez casos registrados en su país, Dinamarca ha informado de cuatro casos, Reino Unido de tres en su territorio y Países Bajos ha notificado un caso.

En Austria se han registrado tres casos de personas afectadas, y en los tres se trata de ciudadanos alemanes, que han sido internados en hospitales austríacos. Uno de ellos se ha recuperado y ha sido dado de alta.

Francia, por su parte, ha detectado tres casos sospechosos y que todavía están investigando para comprobar si guardan relación con el brote de E. Coli que afecta a Alemania.

En España no se ha registrado ningún caso de infección por esta bacteria.

Se trata de dos empresas productoras de pepinos españolas y una holandesa las que podrían estar implicadas en el brote de E. Coli. La Red de Alerta Alimentaria Comunitaria (RASFF) ha comunicado este hecho a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición que, a su vez, se lo ha hecho saber a la Junta de Andalucía, en donde radican dichas empresas.

Ante este hecho, la Junta ya ha iniciado actuaciones con las empresas afectadas y se han tomado las medidas oportunas para no comercializar los lotes del producto implicados. El Ministerio de Sanidad ha recalcado que aunque los pepinos sean de producción española, es necesario seguir investigando con el fin de averiguar a lo largo de toda la cadena en qué fase se ha producido la contaminación bacteriana.

Anuncios
Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: