Efecto halo

Un estudio realizado por una estudiante de la Universidad de Cornell, nos muestra como una etiqueta puede condicionar nuestra percepción y realizar un valoración errónea de un alimento. En el estudio participaron 144 personas con una edad media de 39 años a las que se les pidió que realizaran una comparativa de la percepción organoléptica de unas galletas de chocolate, unas patatas fritas y yogures naturales de dos tipos, ecológicos y no ecológicos. En realidad todos los alimentos eran idénticos, lo único que variaba era el etiquetado, ésto sirvió para demostrar cómo condiciona a las personas la información que pueden leer en una etiqueta.

Los voluntarios debían indicar, en una escala del 1 al 9, diferentes características organolépticas, aroma, sabor, textura, y se les pidió que calcularan la ingesta de calorías que aportaba cada producto y cuánto estarían dispuestos a pagar por cada uno de ellos.

Para la mayoría de voluntarios, los alimentos ecológicos tenían menos grasas, menos calorías y eran más ricos en nutrientes, y la percepción organoléptica también era más notable. Además, la conclusión era que valía la pena pagar más dinero por un producto con estas características. Los productos que no portaban la descriptiva “orgánicos” y que eran los mismos que los que sí la portaban, fueron menos valorados.

Para más información: dyson.cornell.edu/special_programs/foodpsychology/images/posters/organic.pdf

Anuncios
Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: